Seleccionar página

Uno de los sitios más emblemáticos durante la Revolución Mexicana fue la Hacienda de Chinameca, ubicada en Morelos. Este lugar es conocido porque ahí se consumó la traición y muerte del General Emiliano Zapata a cargo del coronel Jesús Guajardo.

hacienda chinameca 2

La historia de esta hacienda data de 1700, cuando era un rancho que pertenecía a Felipe Cayetano de Cárdenas. Años después se renombró como Rancho Nuevo y ya era reconocido como poblado, aunque contaba tan sólo con 37 habitantes. En 1899 un hacendado llamado Vicente Alonso compró todos los terrenos de Chinameca.

El inmueble que forma parte de este terreno fue mandado a construir en 1906. Lo primero que se hizo fue la casa habitación y bodegas, así como la instalación de la fábrica y una chimenea. Fue así como la Hacienda de Chinameca se convirtió en la de mayor extensión de tierra en Morelos, con 64 mil 486 hectáreas, aunque de riego sólo tenía 638 y 25 de zona urbana.

En ese tiempo, el gobernante morelense, Pablo Escandón aplicó una política de opresión para despojar a los campesinos de sus tierras, por lo que el Caudillo del Sur no estaba de acuerdo con esta decisión.

Para 1911, Emiliano Zapata pensaba lograr la reforma agraria y no consentía en expropiar las haciendas, al grado de que dio facilidades para que haciendas como la de Chinameca terminaran su cosecha, pues tenía la esperanza de que Madero hiciera justicia a los hombres del campo.

hacienda chinameca 3

Zapata encabezó una lucha que, tras nueve años, tanto él como sus tropas estaban casi derrotadas. A principios de 1919 en Cuautla, Pablo González, jefe de las fuerzas carrancistas mandó combatir a Zapata utilizando al capitán Jesús Guajardo, uno de los militares de la División de Oriente.

Fingiendo que se afiliaba a las tropas de Zapata, Guajardo ofreció al general 20 mil cartuchos; se entrevistó con él y hasta le obsequió un caballo, para después citarlo en Chinameca. La mañana del 10 de abril de 1919, el Caudillo del Sur llegó a la hacienda, y en cuanto cruzó la puerta, las fuerzas enemigas lo traicionaron asesinándolo a quemarropa.

Actualmente se puede apreciar una escultura de Zapata en el antiguo portón donde ocurrió este hecho. Están permitidas las visitas a la casa, las bodegas y los hornos. Este lugar funciona como museo, donde se encuentran documentos y fotografías relacionadas con los acontecimientos históricos de la época.