Seleccionar página

Científicos confirmaron que de manera oficial Dinamarca tiene a su primera manada de lobos en más de 200 años, en la cual se cuenta una hembra de manera que el número de estos mamíferos en el país pronto podría aumentar.

images

Desde que se documentó la presencia de un primer lobo en el territorio danés, a finales de 2012, había mucha especulación sobre la cantidad de estos mamíferos que estarían caminando en el país y si habrían nacido cachorros, por lo que investigadores trataron de averiguarlo.

Tomaron dos muestras de heces y los resultados de los análisis de ADN corroboraron que un lobo hembra se ha asentado en el oeste de Jutlandia, península que comprende la parte continental de Dinamarca y el norte de Alemania.

Si ella aún no tiene cachorros, es sólo cuestión de tiempo antes de que sea madre, señalaron los científicos y aseguraron que la hembra ha encontrado un compañero según videograbaciones que muestran a dos lobos moviéndose juntos.

“Por supuesto, no hay nada seguro, pero esperamos que tengan cachorros este año o el siguiente”, sostuvo Peter Sunde, un alto investigador del Departamento de Biociencias de la Universidad de Aarhus, Dinamarca, en declaraciones a la cadena estatal de radiodifusión DR Nyheder.

En caso de que los cachorros llegaran este año, la hembra puede estar ya en una cueva en alguna parte de Jutlandia, ya que los lobos se reproducen a principios del mes de mayo.

Los investigadores aún no saben cuándo la hembra llegó a Dinamarca, pero los lobos jóvenes tienden a abandonar a sus manadas durante la primavera, cuando una nueva camada de cachorros llega.

Se cree que la hembra dejó a su manada en Alemania en la primavera pasada y se trasladó más de 500 kilómetros al norte de Jutlandia durante el verano pasado.

Sunde dijo que los lobos necesitan tiempo para conocer el entorno local y asegurarse de que es una fuente estable de alimentos antes de la cría.

El investigador sostuvo que Dinamarca es un paraíso para los lobos, ya que hay un exceso de ciervos y grandes áreas adecuadas para asentarse. “Estos dos lobos se quedarán aquí el resto de sus vidas”, puntualizó.

“Una vez que tienen a sus cachorros, ya no se mueven. Sólo si la hembra muere el macho comenzará a moverse de nuevo hacia otro lugar”, añadió.

Desde 2012, al menos cinco lobos diferentes han sido identificados en Dinamarca, cuatro machos y ahora esta hembra, cuyo perfil de ADN reveló que es oriunda de Alemania, aunque todavía se desconoce de dónde es su compañero ya que no ha podido corroborarse su información genética.

“Ahora, es sólo una cuestión de unos pocos años antes de empezar a ver más manadas de lobos en Dinamarca”, subrayó Sunde y dijo que incluso si esta pareja no tiene cachorros hembras, “debemos asumir que pronto vendrán”.

(ntx)