Seleccionar página

Considerada una de las ciudades más bonitas de México y reconocida por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad, San Miguel de Allende es uno de los destinos preferidos para los amantes del arte debido a su apariencia atractiva y cosmopolita.

jardin charco 1

A unos minutos de esta población se encuentre El Charco del Ingenio, un Jardín Botánico y una Reserva Natural extraordinarios, que poseen una extensa colección de cactáceas y otras plantas endémicas de México.

Las 67 hectáreas que comprende este lugar son el refugio vivo tanto de cactus nativos del área, como de ejemplares rescatados de diferentes desiertos de México, muchos de ellos raros, amenazados o en peligro de extinción.

Entre las más de 500 especies y géneros que alberga este territorio mágico, se puede ver todas las formas, colores y tamaños: cactáceas columnares elevadas varios metros arriba, redondas, en racimo, así como especies pequeñas con flores espectaculares y delicadas.

La joya del Charco es el Conservatorio de Plantas Mexicanas, un gran jardín de invierno especialmente diseñado para la exhibición y conservación de las especies más raras. Es un mundo aparte. Aunque se tratan de especies más pequeñas, sus diseños tan inesperados y maravillosos cautivan a los visitantes durante un par de horas más.

jardin charco 2

El Charco también organiza talleres, conciertos y ceremonias, dejándose atravesar por la atmósfera cosmopolita que se respira en San Miguel. Una actividad que es muy interesante es el temazcal: durante el fin de semana más próximo a la luna llena, se llevan a cabo una o dos sesiones de este baño ritual y curativo tradicional a base de vapor y hierbas aromáticas, en una bóveda ubicada en las ruinas de la Hacienda las Colonias, en la zona norte del jardín.

El Charco del Ingenio fue consagrado en el 2004 como “Zona de Paz” por el Dalai Lama, líder del pueblo tibetano y Premio Nobel de la Paz, durante su visita a México. Fueron cinco las zonas de paz declaradas en distintos puntos del país y se trata de espacios libres de violencia y de armas, dedicados a la conservación de la naturaleza y al desarrollo comunitario.