Seleccionar página

Con la aparición de la tecnología y de un mundo cada vez más globalizado, ha surgido un nuevo síndrome que empezó fuerte en Japón y que cada vez se extiende a lo largo del globo terráqueo: “Hikikomori”, jóvenes que se aíslan voluntariamente como rechazo a una sociedad en la que no encajan o no les gusta. 

chino cautiverio 2

Pero hay aislamientos que no son precisamente voluntarios y en otro país oriental, como China, surgió el caso de un hombre que permaneció en su casa encerrado durante más de tres décadas porque sus padres creían que estaba poseído por fantasmas.

Los padres explicaron a la prensa que cuando era niño se “volvió anormal” después de que se escapara a los seis años y fuera llevado por un desconocido a una casa que estaba siendo exorcizada.

Después de regresar a su casa, sus padres decidieron encerrarlo porque empezó a correr por las calles y a comer comida de los vecinos en el municipio de Beihai, provincia de Guangxi, al sur de China, un país donde todavía no hay mucho conocimiento generalizado sobre las enfermedades mentales.

La madre explicó que ella y su esposo cuidaban de las necesidades cotidianas de su hijo, pero no tenían otra alternativa que mantenerlo cautivo. En su rescate acudieron efectivos de un hospital local y de un centro psiquiátrico, quienes ahora se encargan de su cuidado.