Seleccionar página

Singapur comenzó ayer los trabajos para la instalación de regaderas inteligentes, que gracias a un chip informarán cuánta agua se usa por ducha, a fin de ahorrar agua y también dinero.

regadera inteligente singapur

El objetivo es que 10 mil nuevas casas que se construyan en los próximos años se encuentren equipadas con estos artefactos, precisó la agencia nacional del agua de Singapur.

Como primer paso del Smart Shower Programme (programa inteligente de duchas) este viernes comenzó la recepción de propuestas para el abasto de las regaderas inteligentes, que se concretará en el primer trimestre de 2018.

El programa surgió de un estudio que realizó la Universidad Nacional de Singapur de julio de 2015 a marzo de 2016, el cual encontró que la gente modera su empleo de agua si sabe cuánta está utilizando.

Cuando se sabe en tiempo real cuánta agua se usa en un regaderazo, las personas pueden ahorrar hasta cinco litros de agua por persona por día, señala el documento.

Esa cantidad significa un ahorro mensual del tres por ciento en su factura de agua, dijo la autoridad de agua de Singapur citada por Channel News Asia.

La convocatoria para recibir propuestas para el abasto de regaderas inteligentes que inició hoy y terminará a fines de mayo, también pretende recibir modelos para bajar los datos a los teléfonos de los usuarios, y que den seguimiento a su consumo.

El uso de las regaderas significa alrededor del 30 por ciento del consumo mensual de agua de un hogar, por lo que existe un gran potencial de ahorro de dinero y del líquido, señaló la agencia del agua singapurense.

La innovación coincide con el primer aumento a las tarifas de agua en Singapur en 17 años. Por metro cúbico habrá a partir del uno de julio una alza de 29 centavos de dólar para consumos hasta 40 metros cúbicos, y de 60 centavos para más de esta cantidad.

En julio de 2018 habrá la segunda alza programada en el presupuesto de la ciudcad-Estado, que será de 35 centavos para usos de hasta 40 metros cúbicos y de 48 centavos para consumos superiores a este volumen.

De acuerdo al Informe 2015 de las Naciones Unidas sobre los recursos hídricos en el mundo, a la fecha existe agua suficiente para atender las necesidades, pero se debe de cambiar el modo en que se usa, se maneja y se comparte.

La crisis hídrica mundial es una crisis de gobernanza mucho más que de recursos disponibles, indica el documento.

Añade que para 2030 la estimación es que habrá un déficit mundial de agua del 40 por ciento, mientras el mundo crece a un ritmo anual de 80 millones de personas.

Cita que en el mundo existen 263 cuencas transfonterizas, de las cuales 158 carecen de cualqier tipo de marco de gestión cooperativa.

Dos tercios de las 105 que sí tienen ese marco incluyen a tres o más estados ribereños, pero menos de 20 por ciento de los acuerdos son multilaterales.

(ntx)