Seleccionar página

Cualquier niño de cualquier época ha imaginado alguna vez la posibilidad de falsificar una carta de sus profesores o sus padres. Lo más habitual es cambiar las calificaciones, sobre todo cuando no les fue muy bien en los exámenes y por lo general, los padres descubren la trampa de sus hijos, lo que supone un castigo mayor que si solo hubiera sido suspendido.

carta videojuegos

Sin embargo, con Nathan, un niño de 7 años, habría que hacer una “tierna” excepción. Y es que el único motivo por el que falsificó la carta de su profesor era porque se quería quedar jugando videojuegos toda la noche.

La nota, que fue compartida por su padre, les advertía de que si no dejaban a su hijo jugar toda la noche, sería expulsado del colegio.

“Queridos padres, Nathan ha ido muy bien en todo excepto en la clase de videojuegos. Si no se queda jugando toda la noche será expulsado del colegio. Déjenlo que se quede despierto toda la noche y que empiece hoy. Puede jugar a cualquier cosa; computadora, Wii, iPod, iPad, teléfono o cualquier otro dispositivo”, decía la misiva.

Para finalizar y darle credibilidad, la firmó como “el colegio”, intentado que sus padres no se dieran cuenta. La carta tiene ya millones de visitas y su éxito parece imparable.