Seleccionar página

Cuando uno se casa, tiene la ilusión de que se hará viejito al lado del ser amado y que estarán juntos hasta que alguno de los dos tenga que partir.

matrimonio kent 1

Joyce y Frank Dodd unieron sus vidas y como si se tratara de un cuento llegaron al final el mismo día. La pareja de ancianos del condado de Kent, al sureste de Londres, murió el pasado 8 de abril con 14 horas de diferencia luego de haber vivido una historia de amor durante 77 años, tomados de la mano luego que personal del hospital en el que se encontraban juntaran las camas para que pudieran estar juntos por última vez.

Según lo relatado por un diario local, dadas las condiciones de salud de los esposos, los funcionarios del hospital preguntaron a los familiares de la pareja si querían que las camas de ambos estuvieran juntas. La familia aceptó y Frank fue llevado a la habitación en la que se encontraba su compañera de vida, donde estuvieron todo el tiempo tomados de la mano hasta que fallecieron.

La historia de amor de la pareja tuvo sus inicios a mediados de 1930 cuando apenas tenían 14 años, Joyce trabajó como camarera y Frank como aserrador. Tuvieron un noviazgo de cinco años y en 1940 se casaron en la Iglesia San Jorge en la ciudad de Gravesend. En casi ocho décadas de matrimonio tuvieron cinco hijos, 12 nietos, 10 bisnietos y dos tataranietos.

La salud del hombre de 96 años se deterioró durante los últimos meses producto de una insuficiencia cardiaca, por lo que fue hospitalizado. Su esposa, un año mayor que él, lo visitaba constantemente, pero en las últimas semanas también enfermó y fue internada en el mismo hospital que su esposo.