Seleccionar página

El lenguaje evoluciona constantemente y si hay algo que haya impactado fuertemente nuestra manera de comunicarnos en los últimos años es el uso de los emojis, común y cotidiano.

edificio emojis 2

Millennials o no millennials, todos vivimos en una era donde la comunicación visual cobra cada vez más fuerza; no en vano los emojis se han convertido en parte vital de nuestros días para ayudarnos a expresar situaciones y sentimientos más allá de las palabras.

Estos sencillos gráficos también se han convertido en objeto de acciones de marketing para impulsar algún producto o evento importante, así como campañas o acciones de responsabilidad social, pero ahora también como parte del diseño arquitectónico de un edificio en los Países Bajos.

El arquitecto holandés Changiz Tehrani decoró la fachada de un inmueble en la ciudad de Amersfoort con 22 de los famosos emojis de Whatsapp. Su objetivo es incluir algo en el edificio que lo identificase como del siglo XXI, y nada parece ser más propio de esta época que los emoticonos.

Según la tendencia que hubo en tiempos pasados en el Viejo Continente de tener catedrales repletas de gárgolas de piedra que representan hombres, mujeres, animales y criaturas mitológicas, Tehrani cree que en el futuro será posible adivinar en que año fue diseñada la fachada tan solo con mirar los emojis.

edificio emojis 1

Los decoraciones con emoticonos fueron construidas a partir de un molde 3D creado por Attika Architekten, empresa arquitectónica a la que pertenece Changiz Tehrani. Dichos moldes fueron rellenados con cemento blanco, y cuando fraguó, los emojis fueron colocados en los círculos decorativos que adornan una de las fachadas del edificio.

El inmueble está situado muy cerca de un colegio, algo que ha venido bien para la difusión en Internet de la curiosa decoración. “Los estudiantes se sientan en la plaza, comen y se sacan fotos con los emojis”, señaló el arquitecto sobre el éxito de su creación entre la gente joven.

Sin embargo, Tehrani admitió no haber preguntado a la gente de más edad de la localidad sobre la decoración basada en emoticonos. “No sé si las personas mayores reconocerán los ’emojis’, pero si tienen un smartphone estoy seguro que los habrán visto”.