Seleccionar página

El Bitcoin y la familia de las criptomonedas tienen múltiples beneficios, entre los que se cuentan transacciones inmediatas a cualquier parte del mundo, cero tarifas de bancos, y seguridad de operaciones. Sin embargo, también tienen múltiples desventajas, de las cuales destaca la dificultad para usarlas en la vida cotidiana.

tarjbitcoin

Esta situación es originada por dos factores. El primero de ellos es que, dada la naturaleza de las criptodivisas, no tienen una forma física tangible, como es el caso del efectivo en las divisas tradicionales. El segundo factor es que este tipo de monedas, a pesar de su rápido y creciente uso, aún no son aceptadas en cualquier comercio.

Incluso los locales que sí aceptan pago mediante Bitcoins, o alguna otra criptomoneda alterna (altcoin), limitan su margen de opciones a sólo algunas cuantas debido a que cada una de las 710 divisas digitales en existencia utilizan protocolos y ‘carteras’ distintas y no existe una forma nativa de unificarlas todas.

Pero esto espera corregirse con la CPS Card, una tarjeta de débito, con la tecnología de Visa, que permite depositar unidades de un amplio abanico de criptomonedas a una cuenta unificada. Con la tarjeta no sólo se podrán realizar compras electrónicas denominadas en divisas digitales, sino que también se podrá, instantáneamente, cambiar los Bitcoins o altcoins por otras monedas físicas y retirar dinero en efectivo en cualquier parte del mundo, según señaló Andrew Brough, consultor de mercadeo de Coinpayments.

A pesar de que no será necesario presentar ningún tipo de documento KYC (Conozca a su Cliente, por sus siglas en inglés) para tramitar la tarjeta, sí se impondrán algunas limitaciones a las operaciones que se puedan hacer con la CPS Card. Sin embargo, el objetivo de este nuevo sistema es fomentar e incrementar el uso, no sólo del Bitcoin, sino de todo el sistema de criptodivisas”.

Los usuarios que no presenten los documentos KYC podrán hacer uso de la tarjeta de la misma manera que aquellos clientes que la presenten, pero sólo podrán operar con el equivalente digital de 2 mil 500 dólares estadounidenses o 2 mil libras esterlinas, hasta que la documentación correspondiente sea presentada a la empresa Coinpayments.