Seleccionar página

Los retos en las redes sociales se hacen virales en cuestión de días. En la memoria queda el Ice Bucket Challenge o el más reciente Mannequin Challenge, pero la solidaridad y amabilidad de estos populares desafíos contrasta con lo macabro y peligroso de otros que se vuelven una moda entre los jóvenes.

ballena azul 3

Recientemente, surgió un reto llamado “Ballena Azul”, que no es más que una escalofriante lista de pruebas que pasan por cortes en las muñecas hasta saltar de un edificio muy alto, terminando en un suicidio.

Esto se está corriendo como pólvora y por ello, la Comisaria de Represión de Crímenes de Informática (DRCI) de Río de Janeiro, Brasil, está rastreando las redes sociales ante la propagación del desafío.

Esta aterradora moda empezó a popularizarse en el país sudamericano a comienzos de la semana pasada y la investigación policial se inició después de que la madre de un niño de doce años reportara a la Policía que su hijo había sido invitado a participar en este peligroso “juego”.

Al parecer, el reto inició en Rusia, donde han muerto más de 130 jóvenes tras terminar la prueba. El origen no está claro pero surgió en Vkontakte, una especie de Facebook ruso, en la que varias noticias falsas se comenzaron a publicar y acabaron convirtiéndolo en viral.

ballena azul 2

El juego se inicia en grupos anónimos en las redes operados por usuarios con seudónimo, que envían mensajes a los teléfonos o perfiles de Facebook de adolescentes para invitarles a jugar. Una vez captados, les asignan una serie de 50 desafíos que deberán cumplir después de aceptar el primer reto.

Entre los retos existen tareas sencillas, como dibujar una ballena en un papel; y otras más morbosas, como pasar 24 horas seguidas viendo películas de terror. Más adelante, inducen a los menores a autolesionarse y hacerse un agujero en la palma de la mano o “dibujarse” una ballena en el brazo con una cuchilla. El último de todos los retos consiste en lanzarse al vacío desde lo alto de un edificio.

Para demostrar que están cumpliendo las siniestras reglas del juego, los participantes deben enviar pruebas gráficas de que han realizado todas y cada una de las pruebas para poder pasar a la siguiente fase.

ballena azul 4

Autoridades de la DRCI explicaron que los invitados tienen de 12 a 14 años de media y son adolescentes con tendencia a la depresión. En muchos casos, se resisten a abandonar el desafío por las amenazas que reciben de los administradores.

Para contrarrestar los terribles efectos de la “Ballena Azul”, lanzaron una web con el nombre de “Ballena Rosa”, que ofrece también 50 desafíos a niños y adolescentes, pero su principal objetivo es diferente, ya que trata de ayudar a los menores a solucionar sus problemas y ofrecerles apoyo psicológico.

Los retos de esta comunidad consisten en pensar en la historia más feliz de tu vida, no pronunciar palabras negativas, hacer un amigo nuevo, comunicarse más con los familiares y elogiarse a uno mismo.