Seleccionar página

En nuestra era, la tecnología robótica ha despertado el interés de niños y grandes. En México ya se imparte en las aulas, desde primaria hasta carreras profesionales, pero lo cierto es que Japón es líder mundial en manufactura y consumo de robots.

entrevista robot 1

Los androides se han desarrollado en el país oriental para ayudar a construir productos, proveer servicios de utilidad, entretenimiento y de compañía, y cada vez se sofistican más, al grado que han comenzado a tener forma humana.

Otro país que también está dando pasos agigantados en este rubro es China, que recientemente presentó su humanoide llamada Jia Jia, que concedió su primera entrevista en inglés a un medio foráneo, la revista tecnológica Wired, aunque el diálogo fue poco fluido y sus respuestas escasas y no muy claras.

Kevin Kelly, experto en inteligencia artificial y cofundador de la prestigiosa edición, realizó la entrevista por Skype, mientras Jia Jia, vestida y peinada como una princesa tradicional china, intentaba contestar los cuestionamientos de forma poco exitosa.

“¿Puedes decirme tu nombre, Jia Jia?”, fue la primera pregunta, a lo que la robot china respondió: “Quizá”; mientras que a la cuestión de quién era el actor chino más famoso se limitó a decir que “no lo sabía”.

entrevista robot 3

Pese a su físico realista, Jia Jia no pudo hilar una oración y sólo se limitó a responder las preguntas de manera breve y tajante, lo que ocasionó muchas críticas en redes sociales y hasta desesperó a Kelly.

Los errores y la falta de una comunicación más precisa fueron justificados por Chen Xiaoping, líder del equipo que la construyó y que pertenece a la Universidad de Ciencia y Tecnología de China, ya que el uso de Skype retrasó las grabaciones de las preguntas.

El argumento del experto fue comprado luego de que una reportera le hiciera algunas preguntas a Jia Jia y ésta tuviera mejores respuestas. “¿Cuál es tu edad?”, cuestionó la periodista a la humanoide, la cual respondió en un tono de broma que “era un secreto”; en tanto que cuando se le preguntó si era la más bonita dijo que “quizá”.