Seleccionar página

La felicidad es un bien preciado que perseguimos constantemente. De forma continua —y muchas veces errónea— aparecen teorías, se escriben libros, se dan consejos y hasta se comparten fotos en Facebook con mensajes de cómo conseguirla.

Mo Gawdat, un ingeniero y directivo de Google, es uno de tantos otros que se han propuesto hallar el camino hacia ella. Sin embargo, el éxito de Gawdat reside en la forma: ha elaborado una fórmula matemática que, asegura, te hará ser feliz.

Según recoge La Vanguardia, Mo Gawdat tenía todo lo necesario para ser feliz en la vida. Trabajaba en el mercado de valores de Dubai y poseía considerable riqueza. Una bonita casa, un par de coches de lujo y una familia. No le faltaba de nada, aparentemente.

El directivo de Google reconoce que, a medida que se involucraba más en su vida, más infeliz se sentía.”Me quejaba de todo y constantemente intentaba tener el control. Compré coches, gasté dinero e intenté llenar el vacío de mi alma de cualquier manera. Pero no funcionaba”.

Fue a partir de la inesperada muerte de su hijo de 21 años cuando se decidió a encontrar una solución al problema. Enumeró todos los elementos que le hacían feliz y halló un punto en común entre todos ellos.

“La única cosa en común entre todos esos momentos es que somos felices cuando parece que la vida sigue a nuestra manera”. Y partiendo de esta premisa, dio con la solución: la felicidad es igual o mayor que los acontecimientos de su vida menos su expectativa de cómo debería ser la vida.

Según Gawdat, la infelicidad nace de la forma en la que analizamos los acontecimientos que suceden en nuestras vidas. La felicidad, explica el ingeniero, es la diferencia entre la manera en que un individuo ve los acontecimientos de su vida y la expectativa de cómo debería ser su vida.

Fuente: 20minutos.es