Seleccionar página

A los niños les gusta realizar cualquier tipo de manualidad o actividad que les signifique libertad. Algo que puede encantar no solo a los pequeños, sino también a los grandes, es el lodo y aunque de siempre nos han dicho que en éste viven muchas bacterias perjudiciales para la salud, lo cierto es que muy pocos se pueden resistir a la tentación de revolcarse en el fango.

nino lodo1

Pero por fin podremos quitarle la razón a mamá y decirle uno de sus tan sonados “te lo dije” que llevamos años escuchando porque un estudio llevado a cabo por Jack Gilbert y Rob Knight, demostró que la suciedad es buena.

Según el Daily Mail, los autores creen que es positivo que los niños se expongan a los gérmenes existentes en el mundo. Gracias a ellos, a largo plazo su organismo se beneficia de la amenaza de virus y enfermedades, y mejora su sistema inmunológico y sus defensas.

Por lo tanto, si piensas que la sociedad está sobreprotegiendo a los niños, creando entornos cerrados, limpios y esterilizados, aquí hay una buena razón para que permitas a los pequeños divertirse en el lodo y hacer que su sistema inmunológico sepa responder cuando se enfrenta a “amenazas” externas por primera vez, como podrían ser la dermatitis, el asma y otras enfermedades respiratorias.