Seleccionar página

Entre fresnos y álamos, la Alameda Zaragoza es uno de los lugares consentidos de los habitantes de Saltillo, en especial de los alumnos de la Escuela Normal que se encuentra enfrente.

alameda zaragoza 2

Este sitio data del siglo XIX, cuando las autoridades municipales y estatales tuvieron la necesidad de dotar a la ciudad de un parque. Sería hasta 1856 cuando, movidos por el entusiasmo del empresario saltillense don Luis de Cepeda, se adquirieron terrenos en la parte poniente de la ciudad para iniciar la construcción del Parque Zaragoza.

Se dice que Venustiano Carranza, cuando fue gobernador de Coahuila, solía hacer paseos todos los días en este parque.

Cuenta con un lago en forma de la República Mexicana, además de una estatua de Ignacio Zaragoza, la columna de la Independencia, la estatua de Miguel Hidalgo y el busto de Carranza.

La Alameda Zaragoza es el principal pulmón de oxígeno de Saltillo. Cabe destacar que parte de los árboles fueron plantados por reclusos de la época para que se redujera su condena y así dotaron al parque de árboles como fresnos, álamos y truenos.