Seleccionar página

En el Virreinato, San Blas fue el más importante puerto novohispano ubicado al norte del Océano Pacífico. De él partía y a él llegaba el Galeón de Manila, único contacto con el lejano Oriente, antes de que su principal puerto fuera Acapulco.

fuerte contaduria 3

Durante mucho tiempo fue puerto de altura por orden de Don Manuel Rivero y Cordero obedeciendo la decisión del rey Carlos III de España, para que San Blas sirviera de mansión de los buques destinados a California y Sonora.

De esa época datan los restos de algunas construcciones ubicadas en el cerro El Basilio, como el edificio de “La Contaduría”, el cual fue la más importante estación naval de la Nueva España. Construida en 1760, esta fortificación tuvo como objetivo proteger al puerto de los ataques que podían llegar por vía marítima.

La historia que alberga el Fuerte de la Contaduría es amplia, siendo escenario de grandes batallas, como en la Guerra de Independencia donde después de una derrota que padecieron los insurgentes hubo una sublevación en el puerto de San Blas; los realistas se apoderaron del cuartel y de La Contaduría en donde se aposentaba el sacerdote José María Mercado, quien terminó suicidándose.

Otra de las grandes batallas enfrentadas fue la guerra de 1847 contra el invasor estadounidense, y a partir de este momento se le reconoció por el Regimiento Virreinal. De esta forma, el Batallón de San Blas se integró a las fuerzas del Ejército Mexicano en 1823, participando en diferentes luchas como la batalla de Cerro Gordo y la defensa del Castillo de Chapultepec, cuando los invasores estadounidenses asaltaron esa construcción.