Seleccionar página

Parece que la automatización cada vez conoce menos límites y ahora llega también al sueño de los bebés.

cuna-ford-1

Además de autos, Ford acaba de presentar una propuesta donde su equipo de ingenieros se dio a la tarea de realizar una cuna con wifi para ayudar a dormir a los bebés de forma automática, simulando el movimiento del auto que arrulla a los bebés, y que se controla desde una aplicación en el teléfono.

La Max Motor Dreams es una cuna que puede simular el movimiento, el sonido del motor e incluso, la iluminación de la ciudad en horas nocturnas, todo desde la comodidad del hogar, para facilitar el sueño de los bebés.

De acuerdo con Ford, en el primer año de vida de un recién nacido, los padres duermen cinco horas diarias, perdiendo 44 días de sueño al año.

Por el momento, la Max Motor Dreams es un prototipo y no tiene fecha de salida al mercado, ni precio, pero la compañía está considerando producirla a gran escala.