Seleccionar página

No han pasado más de dos semanas de que United Airlines se puso en el ojo del huracán al impedir el abordaje de tres pasajeras que llevaban leggings, y ahora lo ha vuelto a hacer, pero esta vez, forzó a un hombre a bajar de un avión con overbooking de la manera menos sutil posible.

united-pasajero

Un pasajero de un vuelo de la aerolínea se negó a bajarse de un avión en el Aeropuerto Internacional de O’Hare, en Chicago, por lo que fue sacado “a rastras” del vuelo que había sido sobrevendido.

En un video compartido en redes sociales, que se ha vuelto viral, se ve cómo el hombre no quiere salirse y fue golpeado cuando forcejeaba con dos uniformados y un civil, por lo que comienza a sangrar por la nariz y la boca.

Gritos indignados de pasajeros se pueden escuchar en el clip subidos a redes sociales, donde se ve el momento en que tres policías se acercan a un hombre que ya se hallaba sentado en su asiento de un avión de United Airlines.

El vuelo 3411 iba a viajar de Chicago a Louisville y cuatro miembros de la tripulación necesitaban subirse al vuelo para poder trabajar en otro trayecto desde Louisville, por lo que se pidió a voluntarios dejar el avión, de lo contrario escogerían al azar o se cancelaría el vuelo.

La compañía había vendido demasiados pasajes, por lo que tuvo que pedirle a un hombre, que se identificó como un médico, que bajara pero éste se negó a dejar su asiento. La aerolínea llamó a la policía y los agentes acabaron sacándolo a la fuerza.

Mientras el video del incidente se difundía ampliamente, United estuvo en el centro de las críticas por la manera en que manejó la situación. La reacción negativa llevó a que el director ejecutivo de la compañía, Oscar Muñoz, se refiriera al hecho en una declaración. “Este es un terrible incidente para todos nosotros aquí en United. Me disculpo por tener que reacomodar a estos tres clientes”, señaló Muñoz.