Seleccionar página

Un gran asteroide cercano a la Tierra descubierto hace casi tres años va a pasar cerca de nuestro planeta, pero sin peligro alguno, el 19 de Abril a una distancia de unos 1.8 millones de kilómetros, o alrededor de 4.6 veces la distancia que existe entre la Tierra y la Luna. Aunque no existe posibilidad alguna de que el asteroide colisione con nuestro planeta, esto va a ser una aproximación muy cercana para un asteroide de este tamaño.

nasa asteroides

El asteroide, conocido como 2014 JO25, fue descubierto en mayo de 2014 por astrónomos del Sky Encuesta Catalina, cerca de Tucson, Arizona – un proyecto del Programa de Observación NEO de la NASA en colaboración con la Universidad de Arizona. (Un NEO es un objeto cercano a la Tierra).

Las mediciones de la misión NEOWISE de la NASA indican que el asteroide tiene un tamaño aproximado de 650 metros, y que su superficie tiene aproximadamente el doble de reflexión que la de la Luna. En este momento se sabe muy poco más acerca de las propiedades físicas del objeto, a pesar de que su trayectoria es bien conocida.

El asteroide se acercará a la Tierra desde la dirección del Sol y se hará visible en el cielo nocturno después del 19 de abril. Se prevé que su brillo alcance una magnitud de 11, cuando podría ser visible con pequeños telescopios una o dos noches antes de que se desvanezca rápidamente en la distancia.

Los asteroides pequeños pasan a esta distancia de la Tierra varias veces por semana, pero este próximo acercamiento es el más cercano realizado por cualquier asteroide conocido de este tamaño o más grande desde que el asteroide Toutatis, un asteroide de 5 kilómetros se acercase a unas cuatro distancias lunares en septiembre de 2004. El próximo encuentro conocido de un asteroide de tamaño comparable se producirá en 2027, cuando el asteroide 1999 AN10, de 800 metros pasará a tan sólo una distancia lunar, es decir, a unos 380,000 kilómetros de la Tierra.

El encuentro del 19 de abril proporciona una excelente oportunidad para estudiar este asteroide, y los astrónomos planean observarlo con telescopios de todo el mundo para aprender tanto sobre él como sea posible. Las observaciones de radar están previstas con el Sistema de Radar Solar Goldstone de la NASA en California, y el Observatorio de Arecibo de la Fundación Nacional de Ciencia en Puerto Rico, y las imágenes de radar resultantes podrían revelar detalles de la superficie tan pequeños como unos pocos metros.

El encuentro del 19 de abril es el más cercano que este asteroide ha llegado a la Tierra durante al menos los últimos 400 años y será su máximo acercamiento al menos durante los próximos 500 años.

También el 19 de abril, el cometa PanSTARSS (C/2015 ER61) hará su máxima aproximación a la Tierra, a una distancia muy segura de 175 millones de kilómetros. Era una débil bola de pelusa en el cielo cuando se descubrió en 2015 por el equipo de PanSTARRS NEO usando un telescopio en la cumbre del Haleakala, Hawaii. El cometa ha mejorado considerablemente debido a una explosión reciente y ahora es visible en el cielo del amanecer con prismáticos o un pequeño telescopio.

Fuente: NASA