Seleccionar página

En medio de la turística ciudad de Manzanillo se encuentra el Iguanario Archundia, un espacio único en el mundo que surgió hace más de 20 años con la idea de preservar las iguanas del lugar.

iguanario archundia 2

Ramón Medina Archundia es el fundador de este espacio y comenzó su labor al ver las amenazas que esta especie sufría por parte de los humanos, por lo que decidió iniciar su rescate. Actualmente 500 iguanas viven libres y en paz bajo su cuidado y alimentación, en un hábitat acondicionado por él.

Este lugar no cuenta con apoyo por parte del gobierno y los recursos obtenidos son a través de las donaciones de los turistas, visitantes y de algunos vendedores del mercado de Manzanillo que aportan pedazos de frutas y verduras que por alguna razón la gente no se ha llevado para poder alimentar a las iguanas.

Se puede recorrer el lugar mientras se aprende sobre el hábitat y los cuidados que requieren estos singulares reptiles; hay de distintos colores y tamaños: la más grande mide cerca de dos metros de largo. Dentro del parque también se puede observar otro tipo de animales, como tortugas, mapaches o guacamayas.

No es común que las iguanas convivan cerca de la gente, pero al observar cómo viven e incluso reconocen su protector, pareciera que saben del cariño y respeto que les tienen. Mientras en otras zonas del país las iguanas viven huyendo de los humanos, en el Iguanario se preocupan sólo por comer y buscar una rama de huamúchil para tomar el sol.