Seleccionar página

“Nunca es demasiado pronto para ser femenina”, así reza el slogan de Girlie Glue, un polémico producto que se promociona entre frases que van de lo superficial a lo repudiable.

girly glue 2

Se trata de un pegamento para adherir accesorios como moños o pompones a las cabezas de las bebés, y que para algunos, constituye solo un ejemplo más de cosificación femenina y violencia sobre el cuerpo de las mujeres; en este caso, bebés sin pelo.

Desde flores, moños, diademas y todo tipo de complementos se pueden pegar a las niñas sin que estos se muevan durante todo el día. La cola está creada mediante sirope de agave y otros productos naturales, no especificados, “fácilmente removible con agua”.

Katie Hydrick, una madre residente en Utah, tuvo la idea de crear esta pegajosa pasta para que sus hijas, apenas con pelo, pudieran lucir femeninas con adornos capilares, y así, fabricó un adhesivo en su propia cocina. Como muchas personas le preguntaban dónde podían encontrar algo parecido decidió comercializarlo a través de la empresa brasileña Babyideas.

El producto cuesta alrededor de 7 dólares y se explica que no solo es útil para las pequeñas, sino también para pegar bigotes postizos, aros o accesorios a las mascotas.

Sus spots publicitarios son controvertidos con frases como: “con este accesorio puedo identificar al bebé como una niña” o “no tengo tiempo para poder ponerle ropa bonita rosa”.

El invento ha provocado todo tipo de reacciones negativas por parte de madres y padres de todo el mundo, que declaran que este tipo de artículos crean estereotipos de género y una clara distinción entre niños y niñas e incitan a los más pequeños a hacer hincapié en la apariencia física. Además de la posibilidad de generar a largo plazo problemas capilares en los pequeños.