Seleccionar página

Samsung, la empresa coreana de tecnología, dijo que buscará acondicionar las unidades de su fallido teléfono inteligente, Galaxy Note 7, para que puedan ser vendidas o rentadas, como parte de una serie de medidas para reciclar de una manera amigable con el medio ambiente los teléfonos que fueron retirados del mercado el año pasado.

samsung-note-2

La posibilidad de poner en uso estas unidades reacondicionadas dependerá de las consultas que la empresa realice con autoridades regulatorias y empresas de telefonía móvil locales, por lo que Samsung informará posteriormente dónde podría aplicar esta medida, dijo la empresa en un comunicado.

Por lo pronto, Estados Unidos no recibirá las unidades modificadas de este modelo que fue retirado por un fallo en su batería que lo volvía potencialmente explosivo, reportó la agencia de noticias Reuters.

Como parte de una serie de medidas, Samsung también buscará extraer de los teléfonos los componentes que puedan ser reusables en actividades como pruebas de producción, y establecerá procedimientos para extraer los metales de las unidades, de una manera ambientalmente amigable.

En octubre, Samsung, el mayor fabricante de teléfonos inteligentes del mundo, anunció el cese permanente de la producción y comercialización de su smartphone Galaxy Note 7, ante la persistencia de las explosiones relacionadas con el funcionamiento de la batería en los dispositivos.

 

Vía Sentido Común, Content Partner de Urban360 www.sentidocomun.com.mx