Seleccionar página

Hace muchos años viajar en avión era un acontecimiento muy especial para el que se vestía de gala y se lucían las mejores prendas. Hoy en día esto ha cambiado y hemos pasado a darle más importancia a la comodidad y el confort para disfrutar del viaje y sentirnos a gusto durante el trayecto. 

united leggins 2

Sin embargo, los leggins no son el atuendo adecuado para viajar, o al menos esa parece ser la opinión de la aerolínea United Airlines, que impidió a tres pasajeras – dos adolescentes y una niña de 10 años – que llevaban mallas ajustadas, embarcar en un vuelo rumbo a Minneapolis en el aeropuerto internacional de Denver.

El incidente fue denunciado en una serie de tuits por Shannon Watts, fundadora de la organización para el control de armas Moms Demand, que también viajaba en el vuelo. “¿Un agente de United no está dejando a unas chicas en leggins meterse en el vuelo de Denver a Minneapolis porque la licra no está permitida?”, decía el primer tuit.

Watts explicó tras el suceso que a una de las tres niñas, de unos 10 años de edad, se le permitió finalmente embarcar después de ponerse un vestido para cubrir sus piernas, mientras que las otras dos, jóvenes adolescentes, no pudieron subir al avión.

united leggins 3

“¿Desde cuándo United vigila la vestimenta de las mujeres?”, preguntó Watts. Sus mensajes fueron reenviados en las redes sociales miles de veces por otros usuarios, que se mostraron indignados con la medida adoptada por la aerolínea, considerada por muchos excesiva y sexista.

United respondió en un comunicado oficial que las chicas afectadas por la medida no eran clientes al uso, sino que se estaban beneficiando de la prerrogativa que permite a familiares o amigos de los trabajadores de la empresa viajar de forma gratuita. “Cuando haces uso de este beneficio, todos los empleados y viajeros son considerados representantes de United. Y como muchas de las empresas, tenemos un código de vestimenta que les pedimos que sigan”, explicó la aerolínea en un texto publicado en la red, resaltando que a clientes regulares, sí les son permitidas estas prendas.

Pese a la explicación, United ha seguido recibiendo críticas por usar este argumento, que se centra en la edad y el género de las pasajeras a las que obligó a cubrir la ajustada prenda.