Seleccionar página

El metro de la Ciudad de México es uno de los lugares donde las mujeres son víctimas de violencia sexual durante sus traslados.

asiento metro 1

Ante el número tan alto de acoso que sufre el género femenino en el Sistema de Transporte Colectivo, se emprendió la campaña #NoEsDeHombres, en la que se busca generar conciencia en los usuarios masculinos del transporte sobre el hostigamiento y el acoso sexual que sufren las mujeres para que eviten hacerlo.

Parte de la iniciativa es la creación de un asiento poco común, lleva un letrero que dice: “Exclusivo para hombres”, y para sorpresa de los varones, el respaldo de la silla tiene forma de un pecho desnudo y en el asiento un miembro viril descubierto.

Dos videos publicados en redes sociales muestran experimentos que se llevaron a cabo en la Línea 7 del Metro. En el primero, un vagón fue marcado como “Exclusivo para hombres”. Ahí se instaló el asiento. La intención de todo esto era simular los llamados “arrimones” que sufren las mujeres.

Debajo del asiento se encontraba una placa con este mensaje: “Es molesto viajar aquí, pero no se compara con la violencia sexual que sufren las mujeres en sus traslados cotidianos”. En el video se puede ver cómo varios hombres se sientan sin darse cuenta de lo que hay y rápidamente se levantan asustados al sentir el contacto con el pene falso.

Un segundo video muestra un experimento en el que utilizaron las pantallas de los andenes de la estación Auditorio para proyectar los traseros de algunos hombres que esperaban la llegada del tren. Cuando descubrían que eran sus glúteos, se tapaban rápidamente. Al final del video se muestra el siguiente mensaje: “Esto lo sufren miles de mujeres todos los días”.