Seleccionar página

Un recorrido por la variedad de bebidas que han degustado los habitantes de este país, desde la Época Prehispánica hasta la actualidad, pasando por la Colonia, la Independencia, la Reforma y la Revolución.

que te tomas2

La muestra incluye dos mil 100 objetos que ilustran a las bebidas que se han consumido en nuestro país a lo largo del tiempo. Y es que las bebidas mexicanas han tenido diversos usos, más allá de la nutrición o la embriaguez, su producción y consumo se puede ligar a prácticas sociales tan complejas como la religión, la economía y la recreación.

Por ejemplo, las diferentes culturas prehispánicas en México concedieron un carácter ritual al maguey y a los agaves en general, los cuales han sido consumidos y explotados desde hace miles de años para producir algunas de las bebidas más emblemáticas de nuestra cultura: los pulques y los mezcales.

Asimismo durante la Colonia, debido al choque de culturas, se mezclaron ingredientes, utensilios y procesos, se adaptaron modos de hacer y se crearon nuevos. En este período, se refinaron técnicas como el destilado y se introdujeron nuevos ingredientes, como la leche, el azúcar, las especias aromáticas y la uva. Durante el siglo XIX, la cerveza y su proceso de fabricación industrial, definieron la primera modernidad mexicana, la del Porfiriato, industria que creció apoyada en el ferrocarril, el petróleo, la industria siderúrgica y la del vidrio.

Así pues, las bebidas mexicanas son fruto del mestizaje y parte de su cultura híbrida, han acompañado desde siempre los festejos y las penas, los banquetes y las hambrunas, los bailes y las guerras, convirtiéndose en parte esencial de la cotidianeidad mexicana. Siempre presentes en la iconografía popular, son un tema rico para la identidad de los mexicanos.

Historias, fotografías, procesos de elaboración, instrumentos, botellas, herramientas y etiquetas, y un recorrido por las bebidas de maguey, los destilados de agave, el vino y la cerveza; las bebidas sin alcohol pero tradicionales como el café, los atoles, chocolates, aguas frescas o refrescos, desfilan en la exposición abierta hasta el próximo 20 de agosto.

La muestra presenta también objetos de cerámica únicos, cuadros que provienen del virreinato, grabados y una infinidad de objetos que van desde la producción artesanal hasta el diseño gráfico que muestran la habilidad e ingenio nacional y mundial.

 

Lugar: Museo del Objeto del Objeto – MODO

Dirección: Colima 145, col. Roma, Cuauhtémoc, Ciudad de México.

Horario: De martes a domingo de 10 a 18 hrs.

Costo: Público $50/ INAPAM, estudiantes y maestros $25/ Vecinos $25/ Menores de 12 años gratis