Seleccionar página

En un caso sin precedentes, un jurado popular de Texas ha declarado un GIF, una imagen animada, en este caso parpadeante, como un arma mortal en un juicio que enfrentaba al periodista Kurt Eichenwald con un ciudadano estadounidense, John Rayne Rivello.

creepy gif

Era público el hecho de que Eichenwald sufre epilepsia, ya que lo había comentado en varios de sus artículos, y Rivello decidió aprovechar esa enfermedad para tratar de hacerle daño.

Bajo el seudónimo de Ari Goldstein, el acusado envió a través de Twitter varias imágenes GIF potencialmente peligrosas al periodista con el objetivo de provocarle un ataque epiléptico. Además, publicó varios mensajes animando a otros usuarios a hacer lo mismo: “Veamos si así Eichenwald se muere”.

Efectivamente, la víctima sufrió un ataque epiléptico. Fue su esposa quien respondió al atacante y quien se encargó de llamar a las autoridades. El FBI no tardó en averiguar quién se escondía tras esa cuenta de Twitter.

Eichenwald argumentó que esta imagen se utilizó como arma del mismo modo que se puede usar un cuchillo o una carta bomba. El jurado se mostró de acuerdo y por primera vez ha calificado una imagen como “arma letal”.

Aunque el abogado defensor arguyó que estos tuits están protegidos por la libertad de expresión, pero esa defensa ha quedado desestimada ya que en estos mensajes existía una clara “tentativa criminal”.

El acusado, con un ánimo claramente antisemita, eligió al periodista como objetivo por dos motivos, sus contundentes opiniones contrarias a Donald Trump y el hecho de que es judío.

El caso aún no se ha cerrado, así que aún no se conoce la sentencia.

Fuente: 20minutos.es