Seleccionar página

Quien quiera ahondar en la historia mexicana y acercarse a su arquitectura, narraciones ancestrales y pinturas de la época virreinal, debe recorrer el Museo Regional Casa del Alfeñique en Puebla. 

casa alfenique 2

Esta casona colonial es un ejemplo sobresaliente del estilo decorativo del siglo XVIII, debido a que en esa época se caracterizaba por la ornamentación elaborada de estuco.

De acuerdo con la leyenda, la casa fue concebida como un regalo de bodas a la novia que había pedido “una casa de alfeñique”. La delicada ornamentación de argamasa blanca de la pared efectivamente parece hecha del delicioso dulce que era procedente de España y muy común en México durante la época colonial.

La casa perteneció al pintor Francisco Morales. Su construcción data de 1790 y el diseño es atribuido al arquitecto Antonio Santamaría Incháurregui.

El inmueble funcionó por mucho tiempo como casa-habitación y centro de beneficencia, hasta que en 1926 fue restaurado y abierto como museo a mediados de ese mismo año.

casa alfenique 3

El recinto muestra una gran cantidad de objetos artísticos que denotan el desarrollo histórico y cultural de Puebla desde la Conquista, como cuatro códices del siglo XVI; así como objetos relacionados con la batalla del 5 de mayo y temas de la tradición popular como el traje de la China Poblana, dos óleos que representan el “Rosario de Amozoc”, entre otros objetos de gran relevancia para la historia de la ciudad.

Algunas de sus salas de exhibición muestran el estilo de vida de una casa de la época (recámara, antecomedor, comedor, cocina y capilla).