Seleccionar página

Un toro corriendo por las calles de Nueva York es algo que nadie espera ver. Sucedió en las calles del barrio de Queens, donde hubo un despliegue de 10 vehículos oficiales para capturar al animal que los puso en jaque durante más de una hora.

La curiosa escena tuvo lugar el martes, cuando el animal escapó del matadero Azil halal ubicado en Queens. El toro fue perseguido por los dueños del lugar, vecinos y policías, que tuvieron que dispararle 12 dardos somníferos al animal para lograr su captura.

Afortunadamente el astado no hirió a nadie, pero arrancó la puerta de un vehículo y causó estragos en el de por si caótico tráfico de la ciudad, hasta que fue acorralado en el jardín de un vecino.

Luego de la captura, la policía lo trasladó al Centro de Cuidado de Animales de la Ciudad de Nueva York, pero el animal murió en el camino, sin que hasta el momento se conozcan las causas del deceso.