Seleccionar página

La propuesta de la cervecería escocesa BrewDog consiste en regalarle a sus funcionarios una semana de licencia parental por adoptar una mascota y adaptarle el hogar familiar.

brewdog

La cervecería BrewDog nació como una iniciativa de dos amigos, acompañados de su perro, que decidieron apostar a la cerveza artesanal en Escocia. Luego se expandió a otras ciudades del Reino Unido y se convirtió en una referencia británica. Ahora, además de innovar en materia de cerveza, BrewDog anunció un inusual beneficio a sus funcionarios.

Los que adopten una mascota se ganan una semana de licencia para recibir y adaptarse al nuevo integrante de la casa. Antes de la novedad, los funcionarios que ya tenían animales domésticos estaban autorizados a llevarlos a la cervecería, así como los frecuentadores del bar.

“Junto a esto, también estamos orgullosos de ofrecer un sueldo competitivo y licencias sabáticas para nuestra tripulación, así como compartir el 10% de los lucros anuales entre todos los que lo hicieron realidad”, detalla la página web de BrewDog.

Además, la cervecería hace hincapié en que también paga las licencias parentales a los funcionarios que reciben a nuevos integrantes de la familia de “solo dos patas”, en referencia a los bebés.

Fuente: SputnikNews