Seleccionar página

Un chico de 17 años del estado indio de Karnataka se despertó cuando sus familiares lo llevaban a su funeral para practicar “los últimos ritos”, según la tradición hindú.

funeral indio

Kumar Marewad fue mordido por un perro callejero hace un mes y desde entonces sufría altas fiebres. Su salud se deterioró y finalmente fue ingresado en un hospital de Dharwad, donde tuvo que recibir respiración asistida, según informa Times of India.

Ante la imposibilidad de que el joven se recuperase, sus familiares decidieron llevárselo a casa.

“Decidimos llevarnos a Kumar a casa después de que los doctores nos dijeran que sus posibilidades de sobrevivir eran escasas sin la respiración asistida”, explicó al medio su cuñado Sharanappa Naikar.

Una vez en casa, después de ver que el chico no se movía y que tampoco respiraba, los familiares prepararon su funeral. Sin embargo, cuando sólo habían recorrido dos kilómetros desde su aldea con el que creían era el ‘cadáver’ de su ser querido, Kumar abrió los ojos, movió las manos y los pies y empezó a respirar con fuerza.

El chico fue entonces inmediatamente trasladado de nuevo al hospital, donde permanece. “Creemos que sufre meningoencefalitis, una infección provocada por la mordedura de perros”, declaró el doctor Mahesh Neelakhantannavar.

Los padres de Kumar, de familia humilde, han pedido ayuda para poder hacerse cargo del tratamiento por el que tendría que pasar su hijo para recuperarse. “Él dejó de estudiar para ayudarnos. Era trabajador de la construcción y su hermano mayor tiene una discapacidad. Necesitamos apoyo para su tratamiento”, dijeron Ningappa y Manjula en declaraciones recogidas por el medio indio.

Fuente: SputnikNews