Seleccionar página

Enclavado en la Sierra Madre Occidental, El Oro, en el Estado de México, fue testigo de la bonanza de un pueblo minero, el cual es un atractivo turístico gracias a su opulento pasado y a sus encantos naturales.

palacio-municipal-el-oroo

Fundado en el siglo XVIII, El Oro creció de manera inesperada hacia 1880 gracias a minas como La Esperanza, El Consuelo y La Providencia, de las que se extraía oro, plata y zinc, lo que atrajo a personas de todo el mundo, especialmente a europeos.

coronel

La migración heredó al lugar, considerado Pueblo Mágico, un carácter cosmopolita evidente en sus construcciones, en las cuales se pueden encontrar todos los estilos arquitectónicos europeos característicos de la época, como el nouveau y el neoclásico.

7641017992_9c7dd8f7f5_z

Así, entre los edificios que engalanan la vista de El Oro se encuentra el Teatro Juárez, obra que se atribuye a un ingeniero de apellido Gorbea, quien lo realizó a principios del siglo XX bajo un estilo neoclásico, y que cuenta con una fachada de tres arcos de acceso trabajados en cantera.

IMG_20140625_151104

Otro atractivo de este destino turístico es el Palacio Municipal, decorado bajo los estilos art nouveau y neoclásico, así como la estación de trenes, inaugurada en 1889, que recibía y transportaba tanto a pasajeros como carga relacionada con la explotación de minerales.

image548

Además, los visitantes pueden recorrer el Museo de la Minería, alojado en una casa porfiriana que ofrece a los turistas una visión de la historia de la explotación argentífera (que contiene plata) a través de fotografías, documentos, planos y demás acervo histórico.

museo_mineria_el_oro_estadodemexico

A cuatro kilómetros de la cabecera municipal también se encuentra la presa Brockman, un espejo de agua situado a dos mil 870 metros de altura en el que se puede practicar pesca deportiva, o descansar en las palapas de los alrededores mientras los niños disfrutan de juegos infantiles y canchas de futbol.

jnnhefnehf

Durante la temporada invernal, los turistas pueden recorrer algunos de los santuarios aledaños a este Pueblo Mágico, como La Mesa, donde cada año acuden miles de mariposas monarca.

Para hospedarse, El Oro cuenta con hoteles, cabañas y exhaciendas de diversos precios, en tanto que para comer cuenta con restaurantes de comida típica mexicana, entre los que destaca el Vagón Express Minero, instalado en un antiguo carro de tren.

84790734

Desde la Terminal Poniente (Metro Observatorio) de la ciudad de México salen autobuses directos a El Oro; mientras que en automóvil es necesario conducir rumbo a La Marquesa, tomar la desviación hacia San Cayetano y al llegar a Atlacomulco, en el entronque, tomar la desviación a El Oro.