Seleccionar página

El arcoíris o arco iris, es un fenómeno que ha fascinado a la humanidad por siglos. Trata de un evento óptico y meteorológico que consiste en la descomposición de la luz solar en el espectro visible continuo en el cielo, lo cual se produce por refracción cuando los rayos del sol atraviesan pequeñas gotas de agua contenidas en la atmósfera terrestre.

arcoiris-nocturno

Con menor frecuencia se pueden apreciar los arcos dobles, los cuales tienen una menor intensidad de color y la pigmentación está invertida. Si bien este fenómeno es un gradiente continuo de colores espectrales, son considerados siete colores fundamentales como el rojo, naranja, amarillo, celeste, azul y violeta.

Otra manera en que este evento puede apreciarse es a través de los cielos nocturnos, ya que en menor frecuencia también puede producirse un fenómeno conocido como arco lunar, arcoíris lunar o Moonbow.

El suceso puede observarse con mayor reiteración en noches de luna llena, raramente es captado por el ojo humano y ocurre por la refracción de la luz lunar sobre gotas de lluvia o neblina nocturna. Estos arcos lunares son relativamente tenues debido a la escasa cantidad de luz que llega desde la luna.

Las condiciones que generalmente propician la aparición de los arcos lunares son diversas, pero prevalecen los cielos despejados y sin nubes obscuras, cuando es luna llena y su luz sea la más brillante, después del crepúsculo vespertino o antes del crepúsculo matutino, cuando la luna está más baja así como en condiciones de humedad abundante.

Generalmente es difícil observar sus colores, porque la luz tiende a ser demasiado débil para ser captados por los conos receptores de colores del ojo humano. Pese a ello, las cámaras fotográficas captan con facilidad la gama de este fenómeno en particular.

Fuente: Agencia Conacyt