Seleccionar página

Uno de los momentos más importantes en la vida universitaria es la realización de la tesis para obtener el título de licenciado y, así, ir avanzando dentro de la gran variedad de opciones que hay entre maestrías, doctorados, MBA y otros. 

tesis-de-grado

La palabra “Tesis” provoca en muchos esa sensación de temor, de pesadez, desgane y rechazo. La gran mayoría no se titula por tesis principalmente porque hay otras opciones que son más fáciles y rápidas de realizar, como cursos de titulación, examen general de conocimientos, elaboración de proyectos, pero cada universidad ofrece diferentes alternativas para titularse a sus estudiantes, aunque la Tesis parece ser la opción malquerida por todos.

A veces se nos dificulta un poco decidir por dónde empezar a hacer la tesis o cómo darle forma al tema que tenemos en mente.

Las exigencias varían según la casa de estudios; así que hay que evitar embarcarse en una tesis con características que no admite o pide la universidad. Antes de empezar, recomendamos conseguir la pauta o reglamento de tesis y leerlo detenidamente.

Recordemos que una vez empezada la investigación será muy difícil que podamos cambiarla; por eso, lo mejor es delimitar bien el tema y no cambiarle el rumbo. Evitemos ser demasiado ambiciosos en nuestro proyecto y analicemos cuál es la información necesariamente relevante en él. Lo importante es que encontremos un tema que nos apasione y del que conozcamos mucho.

La organización es básica. Lo mejor es no hacer de la investigación de tesis un trabajo prolongado por meses o años. Lo más recomendable es que se estructure un calendario de etapas donde se fijen plazos y fechas específicas que se puedan cumplir. De esta manera, se evitará no tener claro en qué parte del trabajo total se encuentra.

¿Qué facilidades tenemos para desarrollar el tema? Hay que revisar si contamos con acceso a bibliotecas, documentos, investigaciones previas, además de hacer un listado de posibles entrevistados, libros y fuentes, pues no olvidemos que todo lo recolectado nos puede servir como fuente de contactos y preparación de otros trabajos. También, es bueno revisar trabajos hechos durante la carrera, conversar con especialistas incluyendo quienes fueron nuestros profesores, navegar en la web buscando con palabras claves vinculadas a las áreas de interés, revisar revistas y publicaciones recientes sobre el tema y usar de orientación las tesis disponibles en la biblioteca de la universidad.

como-hacer-tesis

Una vez hecho esto, hay que delimitar el tema. Hacer una distinción conceptual del problema, donde se escoja un área temática para luego buscar en ella el problema práctico y luego el problema específico a resolver. Debemos ir de lo general a lo particular, de tal manera que también se delimitarán las preguntas que se resolverán en la tesis, pues este paso es crucial, delimitar qué queremos investigar, demostrar, aplicar y resolver. Todo esto será parte del planteamiento del problema que forma usualmente parte del capítulo uno de la tesis, por lo que debe ser una de nuestras prioridades.

A partir del primer capítulo, partirán los demás, por lo que debemos revisar bien la información incluida, a la que vincula, y que tenga una adecuada estructura de introducción. Luego, lo demás será más sencillo pues ya tendremos una base y estructura para la investigación.

En resumen, si bien el proceso de elegir la tesis es complejo, lo importante es escoger un tema que realmente nos interese, pues de otra forma, no encontraremos un incentivo real que nos mantenga motivados en tan arduo trabajo.

Nuestra tesis es el punto de salida de la universidad y nuestro punto de inicio para la vida profesional; entregarle la dedicación que merece y utilizar consejos nos dará un resultado gratificante.