Seleccionar página

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos, o CIDH, pidió a las autoridades mexicanas investigar los abusos sexuales que presuntamente cometieron policías contra 11 mujeres que formaron parte de las protestas de San Salvador Atenco, en el Estado de México, hace 10 años, reportó el diario estadounidense The New York Times.

mujeres-atenco2

Los oficiales, de acuerdo con la Comisión, detuvieron alrededor de 40 mujeres en esas protestas, que dejaron dos personas muertas. Al menos 11 mujeres acusaron a policías de haberlas golpeado, violado y torturado, así como de detenerlas hasta días después de haber cometido esos abusos.

Las protestas a las que se refiere el caso son las de mayo de 2006, cuando el entonces presidente de México, Vicente Fox, intentaba edificar en la localidad de San Salvador Atenco, un nuevo aeropuerto que sustituyera al que actualmente sigue en operación en la capital del país.

Los pobladores de esa localidad salieron a la calle a protestar en contra de la obra anunciada por Fox, que finalmente no se llevó a cabo, por lo que hubo un operativo de la Policía Federal que terminó en un enfrentamiento violento entre las fuerzas públicas y habitantes de Atenco.

El presidente Enrique Peña Nieto, quien en ese entonces fungía como gobernador del Estado de México, negó las acusaciones y dijo que las mujeres mentían. La Comisión hasta ahora no ha emitido alguna acusación contra Peña Nieto, agregó el periódico estadounidense.

La Comisión insistió en que el gobierno del Estado de México, que ahora es encabezado por Eruviel Ávila, también surgido del PRI, no ha hecho lo suficiente para esclarecer los hechos y dijo que mientras Peña Nieto gobernó la entidad su administración minimizó las acusaciones.

Las víctimas declinaron aceptar compensaciones para terminar con el caso y, por el contrario, lo expusieron ante los reflectores internacionales. Las mujeres dijeron al periódico estadounidense que buscan que el gobierno reconozca los hechos y esclarezcan el caso.

Cerca de dos docenas de personas acusadas de abuso de autoridad por los hechos de Atenco han sido absueltas en juicios o en apelaciones, incluyendo un oficial acusado de forzar a una de las víctimas a realizar sexo oral.

Hasta ahora todos los acusados han sido oficiales de bajo rango. El policía de mayor categoría que ha sido involucrado en el caso es un comandante de la policía, quien supervisó el uso de autobuses para transportar a las mujeres hacia las cárceles, agregó The New York Times.

El gobierno, por su parte, dijo que ha ido tras los responsables., aunque para la Comisión han sido tardíos e inadecuados.

En abril de este año, casi 10 años después de las protestas, Peña Nieto visitó Atenco y los medios cubrieron el evento, aunque ninguno hizo alguna mención sobre las protestas, las muertes o las violaciones, dijo New York Times en su reporte.

 

Vía Sentido Común, Content Partner de Urban360 www.sentidocomun.com.mx