Seleccionar página

Suelen ser encantadores y seductores; seguros de sí mismos, guapos y atractivos. Dichas cualidades hacen de este chico malo uno muy bueno ante tus ojos, pero en la vida real es todo lo contrario.

mujeriego2

Se le llama mujeriego a todo aquel hombre aficionado a las mujeres. La realidad es que no se necesita de mucha sapiencia para conocer lo que es un mujeriego, pero sí para reconocerlo.

¿Se puede enamorar un mujeriego? La respuesta es sí, claro que se enamoran, aunque esto no signifique que estén dispuestos a asumir el compromiso, pues justamente las reglas que vienen con él son las que lo alejan. En primer lugar, tratan de evitarlo para no salir lastimados, y en segundo, para continuar manteniendo el control, un escudo para no ser de nadie.

¿Puede un mujeriego dejar de serlo? La respuesta es depende. Resulta difícil transformar una conducta negativa, sobre todo cuando ésta produce placer en la gente que la lleva a cabo. Pero cuando la persona está dispuesta al cambio, hasta la montaña más alta puede moverse. Cabe destacar que sólo los que tienen gran personalidad buscan ayuda y llevan el proceso más allá de lo superficial.

Para evitar salir lastimada y ser una víctima más de los mujeriegos hay que aprender a identificarlos. Estas cualidades te ayudarán a detectar uno cuando lo tengas enfrente, antes de que te enganches:

  • Tiene una inquietud muy latente por la búsqueda incesante de contextos donde pueda ligar mujeres.
  • No le gusta estar en casa.
  • Realiza actividades donde la pareja no puede ir.
  • Pone mayor interés en lo sexual, aún si acaba de conocerte.
  • Te trata como si fueras una propiedad.
  • Es mentiroso.
  • Promete algo que después no cumple.
  • Tiene muchos secretos y no habla fácilmente de sus temas personales.

Recuerda el dicho “Más vale aquí corrió que aquí quedó”. Si el chico en quien estás interesada muestra varios de estos signos, es mejor ir con cuidado o, de plano, alejarte de él antes de que tu corazón salga lastimado.