Seleccionar página

Se dice que mientras mejor haya sido la fiesta, más fuerte será la resaca. Debido al ingreso de alcohol en el cuerpo, el hígado lo metaboliza y elimina las toxinas; una vez culminado este proceso, se convierte en acetaldehído (metabolito oxitativo del etanol). La velocidad en que el cuerpo humano elimina este alcohol, es en promedio de una hora por cada 10 mililitros ingeridos.

cruda alcohol 2

Como añadido, aparecen los efectos colaterales que conlleva el consumo de licor. Disminuye considerablemente la formación de glucosa en el hígado, junto a la absorción de vitamina B12 y B6. Así es como se presenta la hipoglucemia, aparece la deshidratación y erosiona la mucosa gástrica. Sed, dolor de cabeza y sensación de pesadez; en otras palabras es: resaca.

Afortunadamente existen remedios caseros para sobrellevar los estragos de una noche de copas. También hay alimentos y técnicas que ayudarán a disminuir esos molestos síntomas.

Poco se conoce de las bondades que tiene el jugo de fruta de aquellas que contienen el azúcar llamado fructosa y también vitamina C. La combinación de esa fructosa y vitamina C, ayuda al cuerpo a expulsar mucho más rápido el alcohol en sangre y así los efectos de la resaca disminuirán.

Entre la lista de bebidas que cotidianamente se recomiendan, está una que definitivamente no se podrá consumir mientras se padece resaca. ¿Por qué?

Debido a que el alcohol es diurético y provocó una deshidratación, tomar café sería trágico, por caracterizarse como potente diurético. Posiblemente reanime y ayude a despertar, pero el individuo seguirá perdiendo agua; al grado de alargar los síntomas negativos.

Los mexicanos se conocen mundialmente por ser expertos en curar la llamada “cruda” con jugo de tomate bien frío mezclado con almejas o camarones. Y tiene lógica. El clamato es un remedio maravilloso porque contiene potasio, magnesio y fósforo, elementos esenciales para el funcionamiento normal de los músculos y su coordinación motora.

Además, contiene gran cantidad de antioxidantes que influyen de manera positiva para eliminar algunos radicales libres que la fiesta dejó”,

En la resaca no se recomienda comer alimentos grasosos. Esto porque el estómago está colapsado y sufrirá más estragos. En este caso, una rica solución para sentirse mejor es el callo de hacha o camarones en aguachile con mucho limón.

Para finalizar, beber agua suficiente contribuirá a la rehidratación y refrescará los órganos y las células que salieron perjudicadas por la fiesta con alto consumo de alcohol.