Seleccionar página

Saltos, carrera, equilibrio y precisión. El voleibol es uno de los deportes más completos que existen. Aunque tenga menos foco mediático que otros, multitud de mujeres y hombres practican o han practicado este deporte.

volibol 2

Una característica interesante de este deporte es que al ser un deporte sedentario, es decir, con poco traslado, es menos exigente a nivel cardiovascular, lo cual es positivo si es que hace mucho no haces actividad física. Se trata de un deporte más amable en ese sentido y a nivel fuerza, puesto que no hay contacto.

Un partido dura entre una y dos horas, y se caracteriza por acciones de juego de corta duración y de gran intensidad, alternadas con cortos períodos de descanso. Otra característica es que los jugadores van rotando posiciones a medida que transcurren las jugadas y los cambios de posesión del balón.

Sin embargo, la parte aeróbica, es decir, el salto, la rapidez, la ligereza es fundamental, pero no te preocupes si no tienes el mejor estado, ya que con poco esfuerzo lo puedes desarrollar.

Ya sea en playa o en salón, el voleibol es un deporte que, sobre todas las cosas, ejercita las piernas y los glúteos. La posición constante con las rodillas flexionadas a la espera de la pelota funciona a la manera que lo hacen las sentadillas, endureciendo los cuádriceps.

En el salto, especialmente el defensivo cerca de la red, o cuando se remata, se ejercitan intensamente los gemelos junto con los abdominales por la rigidez que exige esa acción. Además, en el acto de levantar los brazos repetidamente se entrena toda la parte superior de la espalda, que en un gimnasio tendrías que hacer pesas con distintos aparatos.

volibol 3

Entre los beneficios del estiramiento muscular, se encuentran la reducción de la tensión muscular, mejora la circulación, aumenta la extensión del movimiento, prevenir lesiones como desgarres o tirones musculares, mejorar la coordinación, permitiendo un movimiento más libre y desarrollar conciencia corporal.

No olvides realizar ejercicios de calentamiento antes de entrar a la cancha para evitar lastimarte.