Seleccionar página

Fuerzas federales de seguridad detuvieron en la ciudad de Hermosillo a Elena “N”, esposa del narcotraficante Héctor Beltrán Leyva, quien encabezaba las operaciones de una organización delictiva con presencia en los estados de Sonora y Guerrero.

la-senora

En un mensaje a medios, el jefe de la División de Investigación de la Policía Federal, Omar Hamid García, informó que la mujer es considerada como uno de los 50 objetivos prioritarios del replanteamiento de la Estrategia de Seguridad en Guerrero.

Elena “N”, apodada “La Señora”, fue detenida junto con Alán “N”, “el Cha”, quien es presunto responsable de coordinar las operaciones del grupo delincuencial en Guerrero y es considerado su principal colaborador y gente de confianza.

Hamid García refirió que la detención de esta mujer y su colaborador se produjo como resultado de diversas órdenes de cateos obtenidas ante los jueces federales a solicitud del Ministerio Publico de la Federación.

Lo anterior, en seguimiento a líneas de investigación que se desarrollaron desde hace un año desde la Policía Federal y la Procuraduría General de la República (PGR).

Esto permitió detener a diversos sujetos y desmantelar diversas células de narcotraficantes, el pasado mes de julio en Acapulco, Guerrero, a quienes actualmente se le siguen procesos, y a los que les fueron asegurados diversos inmuebles, vehículos y documentos.

Gracias a ello se pudo conocer el paradero de Elena “N”, quien encabezaba las operaciones de una organización delictiva con presencia en el estado de Sonora, así como de coordinar a grupos criminales que operan principalmente en el puerto de Acapulco.

Resaltó que ambos son considerados como unos los principales generadores de violencia en Acapulco, y controlaban sus actividades desde Hermosillo, Sonora, donde fueron asegurados sin efectuar un solo disparo.

Omar Hamid García aclaró que a los capturados les fue leída la cartilla de derechos que asiste a las personas en detención, y en todo momento fueron respetados sus derechos humanos.

Ambos fueron puestos a disposición del Agente del Ministerio Público de la Federación, adscrito a la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) de la PGR.

(ntx)