Seleccionar página

Una campaña en internet orientada a recaudar fondos para Fidencio Sánchez, un empobrecido anciano mexicano que trabaja de paletero en el sur de Chicago, logró recaudar en dos días más de 173 mil dólares, aportados por casi ocho mil personas.

paletero

La campaña fue iniciada en la plataforma “Gofundme”, que permite recaudar dinero para diferentes causas, por Joel Cervantes Macías, un joven empresario méxico-estadounidense, que la semana pasada vio a Don Fidencio empujando penosamente su carrito de paletas sobre la calle 26 en el barrio de La Villita, del sur de Chicago.

“Vi a este hombre anciano luchando para empujar su carrito de paletas y me rompió el corazón. Ver a este hombre que debería estar disfrutando de la jubilación y que sigue trabajando en esta edad”, dice Cervantes en el pequeño texto con que presenta la campaña.

La escena lo motivó a tomar una fotografía en la que se observa a Don Fidencio inclinado, empujando afanosamente el carro de paletas, relató, y “luego le compré 20 paletas y le dí 50 dólares y le dije: ‘Dios te bendiga’, y me alejé”.

Cervantes colocó la fotografía en su página de Facebook, lo que motivó “una enorme respuesta” de sus amigos, uno de los cuales, Joe Loera, tuvo la idea de iniciar la campaña de recaudación.

Cervantes conformó la página de la campaña, con la fotografía de Don Fidencio y un pequeño texto en el que explica que el anciano y su esposa perdieron recientemente a su única hija, que les ayudaba con el pago de la renta y los alimentos.

La página de la campaña fue colocada el pasado sábado con la meta de recaudar tres mil dólares. Sin embargo, para su sorpresa, la campaña se volvió viral y en dos días ha sido compartida por más de 64 mil personas a través de Facebook y Twitter.

A las 15:00 horas de ayer lunes más de siete mil 900 personas habían emitido donaciones, que van desde los 10 hasta los dos mil dólares, y sumaban ya más de 168 mil dólares. La recaudación, que permanecerá abierta otros cinco días más, aumentaba a un ritmo de varios miles de dólares por hora.

En declaraciones a varios medios en español, Don Fidencio y su esposa relataron que son originarios de la comunidad de Tepalcingo, en el estado de Morelos.

Doña Eladia dijo que fue ella quien decidió emigrar a Estados Unidos en 1980, cuando su hija requería estudiar y necesitaba dinero.Después de apegarse a la amnistía decretada por el presidente Ronald Reagan y legalizar su situación pudo traer a Don Fidencio a Estados Unidos.

La pareja ha residido desde entonces en el barrio de La Villita de Chicago. Su única hija falleció el pasado 23 de julio. La mujer se dedicaba a mantener a sus padres, tras haber sido abandonada por su esposo.

Don Fidencio dijo que ha pesar del dinero que le ha sido juntado, a él le gustaría continuar trabajando, aunque ahora “tal vez ya no todos los días”. “Me hace bien salir de la casa, que me dé el aire”, indicó. Además, afirmó que a él y a su esposa les gustaría regresar a México para morir en su país. “La muerte no avisa”, dijo.

Cervantes informó en actualizaciones colocadas en el sitio de la campaña, que al concluir la misma a finales de esta semana, hará pública la forma en que se depositarán y manejarán los fondos recabados para Don Fidencio y su esposa.