Seleccionar página

¿Puede un simple beso ser el símbolo del fin de uno de los periodos más oscuros de la historia mundial? El beso de Times Square lo fue.

beso-guerra-3

Ese beso que se dieron la enfermera Greta Zimmer Friedman y el marinero George Mendonsa, el 14 de agosto de 1945 en Nueva York sin conocerse ni decirse los nombres, fue un encuentro nacido para el olvido y que, sin saberlo ellos, inmortalizó Alfred Eisenstaedt e hizo mundialmente famoso la revista “Life”.

Pero hoy esta imagen se queda sin una de sus protagonistas, porque Greta Friedman murió a los 92 años este fin de semana.

Nacida en Austria, Friedman emigró a Estados Unidos con sus dos hermanas menores en 1938; ella era asistente dental y siempre contó que salió de la clínica aquel 14 de agosto para comprobar si era verdad lo que había escuchado en el trabajo.

beso-guerra-1

Muy cerca de su oficina, en Times Square, en pleno corazón de Manhattan, halló la respuesta. La algarabía reinaba. Los carteles luminosos, como recordaría años más tarde, parpadeaban con frenesí: V-J Day (Día de la Victoria sobre Japón).

De repente, un marinero, George Mendonsa, la agarró y la besó en un impulso. Tras esto, ambos se separaron. No se pidieron los nombres. No volvieron a verse hasta que en 2012 se pudo identificar a los protagonistas, luego de muchas investigaciones que iniciaron en 1980.

Joshua Friedman dijo que su madre llevaba tiempo enferma y recientemente contrajo neumonía. Será enterrada junto a su difunto esposo en un cementerio de Virginia.