Seleccionar página

La costumbre de adornar diversas bebidas con rodajas de limón, naranja u otros cítricos, puede abrir la puerta a diversas enfermedades microbianas, alertaron científicos.

bebidas-adornadas2

El problema no se encuentra en la fruta en sí misma, sino en las deficientes condiciones de higiene que existen en muchos establecimientos, encontró una investigación publicada por el Journal of Environmental Health.

La indagación se basó en muestras de rodajas de limón en 21 restaurantes y determinó que 70 por ciento de ellas mostraron alguna clase de crecimiento de 25 especies de microbios.

Los microbios encontrados tienen la capacidad de generar enfermedades infecciosas en diversas partes del cuerpo, aunque no se estudió la probabilidad de que ocurrieran.

El experto en microbiología y patología de la Escuela de Medicina de la Universidad de Nueva York, Philip Tierno, dijo que sus propias observaciones concuerdan con los resultados que publicó el Journal of Environmental Health. “En mis observaciones hallé trazas de E. coli, enterococos y norovirus”, precisó.

La contaminación puede generarse cuando los clientes tocan las rodajas de fruta, cuando son cortadas y almacenadas y luego colocadas en los vasos o copas, añadió.

Y también puede suceder que a pesar de que la fruta sea lavada, el personal de los establecimientos no lo haga de manera adecuada.

El alcohol de las bebidas puede matar algunas clases de bacterias, pero para que suceda debería de tratarse de alcohol en estado puro, y en todo caso, no mata a los virus, señala el estudio.