Seleccionar página

OHL México, el mayor operador de autopistas de peaje en el centro del país, obtuvo una victoria legal en la disputa que mantiene con Tecnología Aplicada Infraiber, una empresa experta en medición de aforos vehiculares, por lo que quedó firme la determinación de que la concesión del Circuito Exterior Mexiquense fue otorgada conforme a derecho.

caso ohl

La Suprema Corte de Justicia de la Nación, la máxima autoridad judicial del país, desechó en días pasados un recurso de revisión de un amparo promovido por un particular de nombre Gregorio López Ortega, que forma parte de una serie de juicios administrativos contra autoridades del Estado de México por el otorgamiento de la vialidad, dijo en un comunicado Obrascon Huarte Lain, la matriz de OHL México.

En el transcurso de 2014 y 2015, la empresa fue notificada, como tercera interesada, de la existencia de varios juicios administrativos promovidos por Infraiber y por particulares, en contra de la Secretaría de Comunicaciones y el Sistema de Autopistas, Aeropuertos, Servicios Conexos y Auxiliares del Estado de México.

Todos los juicios estaban relacionados con la forma en la que otorgaron la concesión para construir y operar el Circuito Exterior Mexiquense a Concesionaria Mexiquense o Conmex, una filial de OHL México, en 2003.

En diciembre de 2014, un tribunal colegiado determinó improcedentes las demandas presentadas por Infraiber, Erick Hernández Quezada y Gregorio López Ortega, tras considerar que los demandantes carecían de interés jurídico y legítimo para exigir la nulidad del título de concesión.

Ante ello, López Ortega presentó un amparo que, luego de varios procedimientos legales, terminó en la segunda sala de la Suprema Corte, que el 7 de septiembre decidió desecharlo.

El fallo de la Suprema Corte, que es inapelable, supuso “una victoria legal de OHL México sobre los derechos disputados por Infraiber, que mantiene pretensiones similares a las desechadas en la resolución”, dijo la constructora en el comunicado, “el máximo tribunal del país da la razón jurídica a OHL México, dejando claro que las concesiones otorgadas a la empresa han sido conforme a derecho”.

Infraiber obtuvo en marzo de este año un amparo contra el fallo del Tribunal de lo Contencioso Administrativo del Estado de México, que determinó que la empresa carecía de interés para exigir la nulidad del título de concesión de la vialidad mexiquense.

OHL México también festejó hace unas semanas que una auditoría encargada por el gobierno mexiquense determinara que otra de sus obras se otorgó conforme a derecho.

La Contraloría del Gobierno del Estado de México dio a conocer a finales del mes pasado, los resultados de la auditoría ordenada a la concesión del Viaducto Bicentenario, tras hacerse públicos audios en los que supuestos directivos de la empresa señalaban que la información proporcionada para calcular el aumento de peaje en la vialidad era fraudulenta.

Los resultados de esa auditoría, encargada a la firma de consultoría Pricewaterhouse Coopers, o PwC, determinaron que la licitación y adjudicación de la obra “fue conforme a derecho y se apegó a la normatividad del Estado de México”.

Pese a ello, los auditores detectaron irregularidades por 296 millones de pesos (16.1 millones de dólares) por falta de documentos que comprueben las obras realizadas por la concesionaria, así como al incremento en la inversión reconocida hecha en el sistema de peaje.

“OHL México seguirá dando puntual seguimiento a cualquier acción que pretenda desacreditar el actuar de la empresa y reitera que continuará haciendo uso de todos los recursos legales a su alcance para hacer valer sus derechos y salvaguardar el patrimonio de sus accionistas”, agregó en el comunicado la compañía española.

 

Vía Sentido Común, Content Partner de Urban360 www.sentidocomun.com.mx