Seleccionar página

Enamorarse es hermoso, genera sentimientos increíbles que nos alegran, nos sacan una sonrisa. Sentimos esas mariposas en nuestro estómago, una sensación que nunca antes habíamos experimentado, la piel se nos eriza cuando pensamos en él, pero no todo es color de rosa; estar enamorados también nos genera algunos sentimientos encontrados.

mujer-enamorada-1

Es parte de estar enamorado, estamos tan en las nubes que a veces podemos sentirnos débiles o con miedo. ¿Te ha pasado de sentir sentimientos extraños al enamorarte? Estos son los más comunes.

Nos sentimos ansiosos

Lo conocemos, nos encanta estar con esa persona, pero la ansiedad comienza a invadirnos. Cuando nos conocemos, queremos saber cómo avanzará y que sea más rápido. Ni que hablar cuando esperamos que nos digan lo que siente por nosotros. A veces la ansiedad será mayor o menor, pero siempre estará presente en la relación.

Tenemos incertidumbre

La etapa de enamoramiento es muy bonita, pero no dura para siempre. El tiempo pasa y los sentimientos se transforman, pero la incertidumbre de qué pasará siempre está. No sabemos si será siempre así, si estaremos para toda la vida juntos, pero la incertidumbre no nos debería molestar. Nunca podremos ver el futuro, y no podremos saber que va a pasar. Lo mejor será disfrutar del presente y trabajar para que la relación funcione de la mejor manera.

mujer-enamorada-2

Nos sentimos inseguros

Por algún motivo, la confianza desaparece. Las dudas comienzan a aparecer y no sabemos si estamos preparados para una relación, y la desconfianza comienza a abordarnos. Podemos equivocarnos, eso no cambiará lo que la persona siente por nosotrao. Podemos intentar dar lo mejor, pero hay errores y no por eso debemos sentirnos inseguras.

Tenemos “extrañitis”

Una sensación rara: extrañar a alguien muchísimo, aunque lo hayamos visto hace dos horas. Lo denominaríamos “extrañitis”, ese sentimiento que a veces no nos deja pensar en ninguna otra cosa. No importa cuánto tiempo estemos con la persona que queremos, luego de despedirnos siempre lo extrañamos.

Nos sentimos celosos

Habla con una mujer, sale con sus amigos, o le pone “me gusta” a una amiga; los celos nos invaden. Nunca pensamos que sería así. ¿De dónde salieron todos esos celos? El amor nos genera sentimientos encontrados, como los celos.