Seleccionar página

Una de las ilusiones más grandes que tienen los recién casados después de que han regresado de la luna de miel, es llegar a su nuevo hogar y empezar a abrir sus regalos de boda, pero Kathy y Brandon Gunn tuvieron que esperar nueve años para abrir un presente que tenían guardado en su armario.

regalo-bodas-1

Esta pareja de Michigan se casó en 2007 y mantuvieron intacto un regalo, pero ¿qué hacía especial este presente? La caja blanca fue entregada por la tía abuela de Kathy, Alison, la cual estaba acompañada de un sobre que decía “No abrir hasta la primera discusión”.

Durante estos años de casados, los Gunn tuvieron altas y bajas como todas las parejas. Según una publicación de Facebook, Kathy dijo que han habido un montón de discrepancias, discusiones y portazos a lo largo de estos nueve años, y hasta un par de momentos en los que ambos pensaron en rendirse, pero nunca abrieron la caja.

Apenas en mayo de este año, los Gunn fueron invitados a una boda y pensando en qué regalar, se acordaron de que todavía tenían la caja de la tía abuela intacta, por lo que decidieron abrirla y encontraron en su interior dos notas escritas a mano, dinero, copas de cristal, un jarrón y una caja de productos para el baño.

regalo-bodas-2

La nota que iba dirigida a Kathy la instaba a comprar una pizza y a preparar un baño. En la nota dirigida a Brandon, se le ordenaba comprar flores y una botella de vino. Pero mucho más valioso que el contenido de la caja fue lo que llegó a representar el regalo para la pareja.

“Durante nueve años y tres mudanzas, esa caja ha estado esperando en una estantería del armario, empolvándose pero, de alguna manera, nos ha enseñado algo sobre tolerancia, comprensión, compromiso y paciencia”, escribió Kathy.

“Nuestro matrimonio se fortaleció cuando nos convertimos en mejores amigos, socios y compañeros de equipo. Decidimos abrir la caja porque tuve una revelación. Me di cuenta de que las herramientas para crear y mantener un matrimonio fuerte y sano nunca estuvieron dentro de una caja, sino dentro de nosotros”, finalizó.