Seleccionar página

Usado para retirar pequeños trozos de comida y placa dental entre los dientes, el hilo dental es uno de los complementos para la higiene bucal de los seres humanos.

hilo dental 3

Si bien se supone que los hilos o palillos rudimentarios ya eran usados por el hombre desde la prehistoria como utensilios dentales, el concepto del hilo dental vuelve a reaparecer nuevamente muchos siglos después.

Fue inventado por Levy Spear Parmly, un prestigioso dentista estadounidense, en 1815.

Spear gozó de fama debido a su “lucha” contra las caries y el mal aliento, tratando siempre de encontrar acertados remedios para que sus clientes tuviesen una buena higiene bucal.

hilo dental 2

El único problema fueron las dificultades que presentaba su uso que no lo hicieron muy popular, pues no estaba muy bien visto el tener que introducir algunos dedos en la cavidad bucal para manipular el hilo dental, y tampoco era muy fácil de cortar porque se necesitaba un buen trozo del mismo en cada uso.

No obstante, el hilo dental terminó siendo patentado por la compañía Johnson & Johnson en 1898.

Con el paso del tiempo fue ganando adeptos, y hoy, odontólogos de todo el mundo recomiendan su uso junto con los enjuagues bucales, como complementos necesarios al cepillado.