Seleccionar página

Bien dicen que en México, no te metas con los símbolos patrios ni con la Virgen de Guadalupe, pero al parecer, a partir del domingo, esta frase cliché que tanto decimos tiene un nuevo integrante y se llama Juan Gabriel.

juan gabriel 2

Este martes, el escritor y comunicador Nicolás Alvarado se convirtió en tendencia en redes sociales, no por sus proyectos para TV UNAM, sino porque en medio del dolor que embarga a miles de mexicanos por la muerte del “Divo de Juárez”, describió su inexistente gusto por la música del cantautor en su columna Fuera de registro, llena de snobismo.

En el escrito titulado “No me gusta ‘Juanga’ (Lo que le viene guango)”, Alvarado habló pestes de Alberto Aguilera Valadez y lo calificó como uno de los letristas más torpes y chambones en la historia de la música popular.

El hasta hace poco tiempo director de TVUNAM aseguró que “sé bien que soy uno de los poquísimos mexicanos que no asumen a Juan Gabriel como un ídolo” y atribuyó “su problema” al clasismo: “Mi rechazo al trabajo de Juan Gabriel es, pues, clasista: me irritan sus lentejuelas no por jotas sino por nacas, su histeria no por melodramática sino por elemental, su sintaxis no por poco literaria sino por iletrada”.

nicolas alvarado 2

Tras la polémica originada, el autor de los libros “Con M de México” y “La Ley de Lavoisier” presentó este jueves su renuncia a la dirección general de TV UNAM.

Fuentes universitarias informaron que se le solicitó la renuncia tras su texto; esto porque dos de los valores fundamentales en la máxima casa de estudios son la tolerancia y el respeto. “La Universidad Nacional refrenda su compromiso con el esfuerzo y el talento de los miembros de su comunidad, así como con valores universitarios como la tolerancia, y el respeto a la pluralidad y a la diversidad”, se afirmó en el comunicado.

Sin duda, su visión clasista de la cultura popular, siendo un servidor público, es un buen ejemplo de la importancia de prestar atención al contenido que se hace público a título personal.