Seleccionar página

Por primera vez en la historia, el ADN ha sido secuenciado con éxito en microgravedad, como parte del experimento Secuenciador Biomolecular realizado por la astronauta de la NASA, Kate Rubins, a bordo de la Estación Espacial Internacional.

nasa adn

De acuerdo con la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio, la posibilidad de secuenciar el ADN de los organismos que viven en el espacio abre un nuevo mundo de posibilidades científicas y médicas.

El ADN o ácido desoxirribonucleico contiene las instrucciones que cada célula en un organismo en la Tierra necesita para vivir, las cuales se representan con las letras A, G, C y T, que identifican las cuatro bases químicas del ADN, adenina, guanina, citosina y timina.

Tanto el número como la disposición de estas bases difieren entre los organismos, por lo que su orden o secuencia se pueden utilizar para identificar un organismo específico.

La investigación del Secuenciador Biomolecular acercó a esta capacidad de secuenciar el ADN en el espacio, a través de la demostración de que este proceso es posible en una nave espacial en órbita.

La NASA informó que con un sistema para secuenciar el ADN en el espacio, los astronautas podrían diagnosticar una enfermedad o identificar los microbios que crecen en la Estación Espacial Internacional y determinar si representan una amenaza para la salud.

Un secuenciador de ADN basado en el espacio sería una importante herramienta para ayudar a proteger la salud de los astronautas durante la misión de larga duración en un viaje a Marte, y los futuros exploradores podrían usar de manera potencial la tecnología para identificar formas de vida basadas en el ADN fuera de la Tierra.

(ntx)