Seleccionar página

Cuando entramos al gimnasio, siempre surge la duda de qué aparato de cardio será el mejor para ejercitarnos. Hoy te hablaremos de la elíptica, un aparato que te ayuda a tonificar los músculos de brazos, abdomen, piernas y glúteos.

Elíptica

La elíptica fue creada en la década de los noventa y puede ser utilizada por personas desde los 13 o 14 años de edad, ya que es un aparato muy fácil de utilizar .

Una de las muchas ventajas de la elíptica, es que la persona que la está usando puede decidir si trabajar sólo la parte inferior del cuerpo o combinar el trabajo con la parte superior para obtener un ejercicio más completo.

En la elíptica se trabajan brazos, hombros, abdomen, pantorrillas y glúteos, aunque estos últimos requieren más esfuerzo, pues se requiere mayor inclinación para empezar a trabajar distintos grupos musculares.

A su vez, la elíptica es un aparato que se enfoca en el ejercicio cardiovascular, ya que fortalece el corazón y los pulmones con el entrenamiento aeróbico.

La zancada aquí, a diferencia de correr, no tiene el impacto-golpeo al apoyar, ya que el pie está siempre apoyado y el movimiento es ovalado, por lo cual es ideal para personas con lesiones de rodilla, problemas de espalda o enfermedades como la osteoporosis.

La elíptica es una combinación de la bicicleta, escaladora y caminadora en un solo aparato. Durante media hora podrías llegar a quemar de 300 a 500 calorías.