Seleccionar página

Ciudad multicultural del sur de Estados Unidos, Nueva Orleans siempre ha sido relacionada con la fiesta y el color; sus festivales, su música y su cocina, y eventos como el Mardi Gras, Jazz Fest y el Sugar Bowl mantienen a la ciudad como un destino turístico.

katrina 3

Solo un fenómeno meteorológico podía hacer que Nueva Orleans perdiera ese esplendor y luciera como un pueblo devastado. Acostumbrados a convivir con el vital líquido por estar ubicados a las orillas del río Mississippi, sus habitantes nunca imaginaron que aquel 29 de agosto de 2005, el agua subiera hasta los 3.65 metros y mil 800 personas murieran ahogadas. El resto se encaramó donde pudo: las escenas presentaban a gente en los pisos más altos, en los tejados, en el puente de la autovía.

La declaración de  estado de emergencia llegó; el huracán “Katrina” escaló a categoría 5, la máxima de la escala Saffir-Simpson, con vientos sostenidos de 250 kilómetros por hora, el ciclón estaba a punto de tocar tierra con toda la fuerza y capacidad para causar daños catastróficos.

La imagen de Nueva Orleans que ofrecían las televisoras era desoladora. Las carreteras de entrada estaban desiertas. Los carriles de salida estaban colapsados. A pesar de todo eso, a mucha gente no le dio tiempo de ponerse a salvo al estar atascados en enormes embotellamientos para abandonar la ciudad.

katrina 4

Otro problema al que se enfrentaron cientos de personas era que no tenían medios de transporte para abandonar los lugares donde residían y no encontraban taxis o vuelos para alejarse de la zona. Sede de algunos juegos de Super Bowl, el Mercedes Benz Superdome se habilitó como refugio último para aquellos que no tenían donde refugiarse.

Según expertos, “Katrina” ha sido uno de los huracanes más fuerte que haya amenazado Estados Unidos desde 1935, y causó inundaciones masivas durante días en Nueva Orleans.

La mayor parte quedó sepultada bajo ocho metros de agua, además de provocar tornados y olas gigantes, y permanecer sin agua corriente y electricidad por muchos días, aunado a las infecciones que se generaron por el estancamiento de aguas y por las altas temperaturas que se registraron días después.

katrina 2

Mientras la Guardia Costera, bomberos y policía municipal, y miles de voluntarios llegados de todo el país hacían esfuerzos sobrehumanos para socorrer a los afectados, los gobiernos federal, estatal y local se vieron sobrepasados por la emergencia, por lo que aceptaron ayuda del exterior.

Las críticas a la actuación del gobierno frente al huracán “Katrina” consistieron inicialmente en la falta de liderazgo para aunar esfuerzos para luchar contra el huracán y sus secuelas. Posteriormente, estas críticas se centraron en la tardía reacción a la inundación de Nueva Orleans, pero más adelante se reveló que la tragedia pudo haber sido mucho menor, pues las víctimas no fueron de un desastre natural sino humano al tener un descuido a la hora de mantener el sistema de diques y que profundizó la negligencia inicial con la que se manejó la operación de rescate.