Seleccionar página

Ingresar a un colegio nuevo es un gran reto y al mismo tiempo una gran aventura, la cual te llevará a adaptarte a un nuevo grupo de compañeros, maestros y normas educativas, y por supuesto más y nuevos amigos. 

amigos universidad

Iniciar una conversación puede ser un reto cuando eres un estudiante nuevo en la escuela. Algunas personas tienen una vida fácil y siempre parecen saber de qué hablar; sin embargo, hay muchas otras personas que se sienten incómodas cuando inician una conversación, especialmente con los extraños.

Por lo general, la gente responde a las preguntas sobre sí mismas, por lo que esta es una manera fácil de mantener una conversación. Hay algunas pautas que te ayudarán a iniciar una conversación y a la larga, una relación de amigos en tu nueva escuela.

– Presenta buena cara: Di “hola” y sonríe. Mantén el contacto visual cuando la otra persona hable. Se consciente de tu lenguaje corporal. Si estás cruzando tus brazos frente a tu pecho o estás inquieto, puedes parecer desinteresado o defensivo.

– Confianza: Antes de tener contacto con los demás, debes confiar plenamente en tus cualidades. Recuerda que una buena autoestima te hará sentirte seguro de ti mismo.

– Tolerancia: Todos somos diferentes; nuestras costumbres y actitudes nunca serán exactamente iguales. Desde el principio debes ser tolerante y respetuoso ante estas diferencias. Eso sí, nunca trates de igualar a los demás, siempre actúa de acuerdo a tus valores.

– Simpatía: Nunca llegues al colegio de mal humor o de mala gana. Con esto sólo lograrás que los demás se alejen de ti. La primera impresión dice mucho, así que desde el principio muéstrate cortés, educado y amable.

– Interés: Siempre que alguien se acerque a hablarte demuestra interés. Presta mucha atención a lo que digan y trata de contar también alguna anécdota para hacer la plática más amena. Si no sabes qué decir, pregunta, esto mantendrá la conversación.

– Sinceridad: La honestidad es la clave para hacer buenos amigos. Siempre debes ser tú mismo. No aparentes algo que en realidad no eres. Si algo no te gusta, acláralo desde el principio y con respeto, así evitarás tener asperezas en el camino.

– Apoyo: Cuando alguien necesite de tu ayuda, acércate y demuestra ser solidario y buen compañero. Una amistad crece y se fortalece cuando se es capaz de brindar palabras de ánimo.

– Análisis: Antes de lanzarte a romper el hielo, es necesario que analices bien a tus compañeros para darte una idea de cómo es cada uno, así sabrás con quién puedes lograr una mayor afinidad.

Por último, hacer nuevos amigos no siempre es fácil, pues requiere de interés y dedicación. Lo importante es que te muestres optimista, dispuesto a conocer a nuevas personas y a aceptar las diversas opiniones y puntos de vista que los demás manifiestan. Así, serás como un imán a las nuevas amistades.