Seleccionar página

Los tardígrados, también conocidos como “ositos de agua”, son animales microscópicos muy peculiares. Estos seres tienen la capacidad de entrar en un estado de criptobiosis, esto significa que pueden suspender sus actividades metabólicas prácticamente por completo.

tardigrado

En este estado parecería que el tardígrado no tiene vida, pues deja de comer, de moverse y de respirar. Pero en realidad este estado es sólo un mecanismo de defensa para protegerse de condiciones ambientales extremas y puede recuperar sus funciones metabólicas normales cuando las condiciones del entorno mejoran.

Gracias a la criptobiosis los tardígrados pueden sobrevivir tanto a temperaturas de aproximadamente 150 ºC como a la congelación, logran sobrevivir a altas presiones e incluso al vacío y las radiaciones solares del espacio exterior. Incluso pueden mantenerse con vida por largos periodos en ausencia de agua.

Los tardígrados son animales acuáticos, tienen cuatro pares de patas, se alimentan mediante un complejo aparato bucal y habitan en todos los continentes del planeta. Pueden encontrarse incluso en gotas de agua en los jardines y pueden observarse con un microscopio óptico.

Fuente: Agencia Conacyt